domingo, 17 de febrero de 2013

Burbuja



Desde la habitación de su hermanita podía visualizar el parque infantil y ver cómo jugaban el resto de los niños. Hubiese dado todo lo que tenía por estar con ellos, pero desgraciadamente lo único que tenía era esa horrible enfermedad que le mantenía prisionero en su propia casa. 

No hay comentarios: