domingo, 24 de junio de 2012

Eligiendo tema


Está claro que el metro es mi hábitat natural para escribir, porque es sentarme delante del Mac y no se me ocurre nada. Mi mente es tan plana como una mesa y las ideas no aparecen. Puede ser que ya esté despierto y mi imaginación haya quedado postergada detrás de una serie de preocupaciones y tareas que me impiden pensar con fluidez. Se apoderan de mi, me roban el alma. Llama a los Geos, que estoy secuestrado y postrado en un pantano de pocos recuerdos y vagas intenciones.

Bueno, vamos al lío, a lo que he venido a escribir. Hace una semana y media escribí una nota en la cual pedía colaboración para ver que tema escogía para escribir una novela o relato largo. Los resultados no han estado mal (9 personas han respondido a mi llamamiento), pero se ha producido un empate, generando en mi persona dudas razonables. Después de pensar y pensar he decidido, ponerle plazo a la votación y explicar un poco más el tema si es posible.

Entre mis anhelos de grandeza y aspiraciones está el viejo sueño infantil de escribir una novela y publicarla. El sueño era forrarme y vivir de ello, pero la vida fácil y mi temperamento proclive al escaqueo me han relegado a una posición en donde con escribir una historia me basta. La duda surge al pensar en la historia que contar. Tengo muchas ideas en la cabeza, unas buenas y otras malas, siendo incapaz de discernirlo, y ahí es donde entras tú, lector. Tú que me aguantas por las mañanas, tardes y noches y que entras otra vez a ver si he mejorado o sigo anclado en el mismo nivel. O tú amigo, que lees por engordar las estadísticas de lecturas del blog. Indiferente me es si es por una cosa u otra, pero vuelvo a requerir tu ayuda (y está vez no es monetaria), simplemente tienes que decirme una palabra clave o un número del uno a seis.

Las opciones son:

1 – Búsqueda: ¿Que hay mejor que hacer cuando estás aburrido?

2 – Sabana: La que has liado, Petrus.

3 – Noche: Cosas que nunca me dijiste.

4 – Estrellas: Capitana Eve, hay un problema en la proa.

5 – Dioses: Cinco eran cinco los hijos de Helena.

6 – Cartas: Misivas de un loco

Tenéis hasta el próximo 30 de Junio para emitir vuestros votos mediante:

  • Respuesta en Facebook.
  • Respuesta en Twitter.
  • Respuesta en el blog.
  • SMS
  • Wahtsapp
  • Carta
  • Teléfono
  • En Persona

Una vez cerrado el plazo me pondré manos al teclado y a poner velas a la virgen ….. echadme un cable para decidir, y si ya habéis votado …. podéis volver a votar (así habrá algún voto más y superaré la barrera psicológica del 10.

No hay comentarios: