sábado, 25 de diciembre de 2010

Aniversario I

No lo podía creer. Después de llegar hasta allí no le podía pasar eso, era injusto. Estaba solo en aquel hall enorme del aeropuerto Charles de Gaulle y las letras se le clavaban en sus pupilas “annulé”.
Se derrumbó en su asiento y empezó a comprender que no se puede vencer al destino, que a veces los astros y las fuerzas de la naturaleza son persistentes.
El día anterior había comenzado temprano, a las 5 de la mañana, y desde que se le fundió la bombilla del cuarto de baño supo que ese no era su día. Llevaba planeando ese viaje desde hacía meses; mañana era su cumpleaños y quería estar en Central Park, recordando a su ídolo 30 años después. Al menos el mp3 no le falló y pudo escuchar en el taxi los clásicos “Let it be”, “With a little help of my friends” “Get back”.
Las probabilidades de que la huelga de controladores acabase eran escasas, pero tenía un plan B. Como ya había supuesto el espacio aéreo español no se abrió a las 9 de la mañana, como se había anunciado, y empezó su viaje. Taxi a Chamartin, urgente, sáltese todos los semáforos que el AVE sale ya. “It´s been a hard day´s night, And I´ve been working like a dog”
Llegó por los pelos y 2 horas y tres cuartos más tarde estaba en la estación de Sants, corriendo por el andén para llegar al siguiente trasbordo, tren con destino Perpignan, con un tiempo aproximado de dos horas y media. Hora de comer, un pequeño respiro antes de que a las 15 horas saliera el avión rumbo Paris, a donde llegó a media tarde.
Intentó comprar billete para salir ese día, pero lo más pronto que encontró fue un vuelo que salía a las diez con llegada a New York a las seis de la tarde, aprovechando que se vuela a favor de las horas. Lo importante es que estaría allí, que ese día, el aniversario de la muerte de Lennon, él estaría como muchos más fans, en el lugar de su muerte, recordándole.
Se quedó a dormir en el aeropuerto y cuando se despertó sus ojos se quedaron clavados en aquel cartel, sin poder ver la capa blanca de nieve que cubría las pistas impidiendo el despegue de cualquier vuelo. Speaking words of wisdom, let it be”

No hay comentarios: